A continuación te damos una serie de consejos acerca de todo aquello que deberías meter en tu mochila. Se trata de un listado exhaustivo que intenta abarcar todas las condiciones que nos podemos encontrar en la montaña. Dependiendo de cada actividad, y de tu propia experiencia, lo podrás adaptar a tus necesidades.

Lo básico

  • Linterna frontal: no debería hacer falta que la metas en tu mochila porque no debería salir de ella. Nunca se sabe cuándo una actividad aparentemente fácil se puede torcer y echársenos la noche encima. Y no olvides llevar siempre unas pilas o batería de repuesto.
  • Gafas de sol: con cristales de categoría 3, y si hay sol y nieve, categoría 4.
  • Crema solar: factor 50, tanto en verano como en invierno. Y la complementaremos con barra de labios, también con protección.
  • Botiquín y manta térmica: da para un documento aparte.
  • Teléfono móvil: para llamadas de emergencia si nos enjaleamos (ojo a la creencia errónea de que se puede llamar al 112 sin cobertura). También será muy útil instalarle una aplicación de mapas y seguir un track de confianza. Es imprescindible ponerlo en modo avión antes de iniciar la ruta para conservar la batería.
  • GPS: un dispositivo de este tipo es más resistente a golpes, salpicaduras y temperaturas extremas que nuestro móvil, además de ser más preciso y poder usarse con guantes, por lo que es muy recomendable en actividades invernales.
  • Mapa y brújula: Con el avance de la tecnología han quedado en desuso, pero no están de más si nuestro móvil falla y es el único del grupo que lleva la aplicación de mapas y el track. Además de llevarlos hay que saber usarlos.
  • Agua y comida: es mucho mejor llevar de más que de menos. Quedarnos sin agua puede suponer un verdadero problema.

Para el invierno

  • Gafas de ventisca: son la diferencia entre “disfrutar” del mal tiempo o pasarlas canutas.
  • Gorro y braga de cuello, o pasamontañas: no hace falta explicarlo, la mayor parte del calor corporal se pierde por el cuello y la cabeza.
  • Guantes: mejor dos pares (tienen tendencia a volar por culpa del viento), y mejor si son impermeables.
  • Prenda de abrigo extra: es la que no nos pondremos nunca pero el día que nos haga falta nos puede salvar la vida.

Otras cosas útiles

  • Navaja multiusos: pues eso, para múltiples usos.
  • Mechero: espero que no tengamos que encender un fuego para calentarnos, pero si se da el caso lo llevamos (y algunos refugios tienen chimenea). También sirve para el hornillo.
  • Silbato de supervivencia: sirve para pedir socorro, y también para avisar a nuestro compañero cuando coge la moto y no nos espera. Algunas mochilas lo traen incorporado.
  • Cordino: un par de metros de cordino fino ni pesan ni ocupan y sirven para todo (una suela despegada, un cordón, un tirante de mochila roto, un cinturón, un cabestrillo, una cuerda de tender, etc.).
  • Cinta americana: igual que el cordino, un trocito enrollado ni ocupa ni pesa y repara muchas cosas, sobre todo ropa descosida o rota.
  • Barritas o gel energético: por si nos da una pájara.
  • Pastillas potabilizadoras de agua: muy útiles en travesías de varios días.
  • Bolsas o compresas de calor: pueden sacarte de un apuro o ayudarte a dormir mejor en el saco si tienes problemas de frío. Las bolsas de líquido son reutilizables pero pesan; las compresas no pesan pero son de usar y tirar.
  • Pañuelos: para los mocos y para lo otro.
  • Batería portátil: para recargar el móvil, el frontal, el reloj… Incluso algunos modelos utilizan la batería para generar calor.

Próxima actividad: Pico Gilbo y ferrata de Valdeón

Fin de semana del 1 al 2 de junio

Próximamente nos desplazaremos hasta la provincia de León para realizar dos fantásticas actividades. El sábado 1 ascenderemos el Pico Gilbo, cumbre emblemática dentro del Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre, y el domingo 2 nos acercaremos a Cordiñanes, en el Parque Nacional de los Picos de Europa, para realizar la espectacular vía ferrata de Valdeón.